Sección patrocinada por

El impacto de la tecnología digital en la industria cultural

marzo 29, 2017 2:04 pm

Mobile apps concept, tablet, laptop and interface icons

Los avances tecnológicos se han vuelto una parte esencial de nuestras vidas y la han alterado por completo en muchos ámbitos de nuestra cotidianidad. Solo basta con analizar la organización de la sociedad actual —la sociedad 4.0— y ver cómo la tecnología está presente en cada rincón y facilita y aligera el proceso de producción, comunicación e integración social, entre otros.

El escritor canadiense Douglas Coupland ya lo preveía. «Incluso cuando te tomas unas vacaciones de la tecnología, la tecnología no se toma un descanso de ti». De hecho, avanza e interpreta un rol imprescindible en nuestro quehacer diario que a veces ni percibimos como tal.

La digitalización ha inundado todo tipo de esferas. Coupland apunta que uno de los principales logros de la tecnología digital se ha dado en el campo de la comunicación, pero hay que considerar otros avances como, por ejemplo, el rol que ha interpretado en el desarrollo de estrategias para la inclusión social.

Las tecnologías para la inclusión social son elementos clave tanto en estrategias de desarrollo socioeconómico como en la democratización de las actividades. En los últimos años ya se han ido desarrollando proyectos, como WhatsCine y Newskid, que son ejemplos claros de esta apuesta.

Al servicio de todos los colectivos

Con motivo de la sesión organizada por el Club Industrias Culturales y Creativas ESADE Alumni, «Impacto y oportunidades de las tecnologías digitales en las industrias culturales», que tuvo lugar el 14 de marzo en ESADEFORUM, Eva Domínguez, CEO de Newskid, y Fernando Villamanta, CEO de WhatsCine, se encargaron de presentar estos proyectos. En especial, en este acto se dialogó sobre el impacto de la utilización de las nuevas tecnologías digitales para la creación de nuevos modelos de negocio y la reinvención de los modelos existentes. Las actividades inclusivas se vieron reflejadas a través de la realidad aumentada y la accesibilidad para personas discapacitadas.

Fernando Villamanta apuntó que «la tecnología proporciona cosas impensables; así, adecuar esta tecnología para asuntos sociales está permitiendo una culturización increíble, puesto que facilita y acelera los procesos».

Son proyectos que han tenido cabida gracias a la revolución tecnológica, ya que se basan en ella como herramienta fundamental de producción y distribución. El primer caso, Newskid, es un espacio destinado a noticias para niños, con un tono distendido, vocabulario ameno e intercalando historia narrativa y juego, plenamente basado en una realidad. El formato elegido se fundamenta en la realidad virtual y en la aumentada.

El segundo caso, WhatsCine, nace en 2013 como un proyecto para las personas con discapacidad audiovisual y discapacidades cognitivas varias que pretende integrar un subtítulo adaptado y un sistema de lengua de signos para sordos, ya que «la cultura debe eser un derecho para todo el mundo», según Villamanta. El proyecto ya ha recibido varios premios, entre los que se encuentra el Premio Reina Letizia 2015.

Carles Berga, especialista en escenografía, también participó en el acto y destacó la importancia que había vivido la tecnología en su trayectoria profesional, aunque matizó: «A pesar de que la tecnología sea imprescindible, el artista lo es aún más», destacando la importancia de la actividad humana. Carles ha participado en proyectos de modulado 3D de smart glass y de grafeno, entre otros. Considera que la tecnología ha sido tan rompedora que aún estamos muy sorprendidos y vemos más la forma que el contenido: «Pero la tecnología misma pronto nos permitirá ver la esencia en sí de lo que presenta».

Los nuevos avances están teniendo una cabida optimista entre la sociedad y permiten amoldarse a todo tipo de necesidades y proyectos. Incluso han sido capaces de generar nuevas formas de comunicación y lenguaje. Eva Domínguez apunta que la «tecnología forma parte del lenguaje para que la realidad aumentada tenga narrativa; de hecho, la propia tecnología forma parte del relato».

El acaecer de la tecnología digital es plenamente incierto. La única realidad efectiva es que el ritmo de crecimiento ha sido rápido y que las expectativas están marcando un listón cada vez más alto. Además, estos avances están calando en varias esferas de la sociedad, que han visto mejoradas sus aptitudes, posibilidades y capacidades gracias a nuevas técnicas digitales.

Save